versión española  

 
italiano
english
español
français
Deutsch
한 국 어


COMUNICADO DE PRENSA
19 enero 2009

El Arzobispo de Bolonia Cardenal Carlo Caffarra interviene sobre el caso Eluana Englaro


Por cuanto se nos ha dado a conocer hasta el momento, la hipótesis de hospitalización de Eluana Englaro en una estructura sanitaria de nuestra Región sería no para la vida sino para suprimir la vida.

Como cristiano y como Obispo – seguro intérprete también de mis hermanos de Emilia-Romaña – debo denunciar con toda fuerza que poner en acto tal acción sería un acto gravísimo en primer lugar contra Dios, Autor y Señor de la vida; y luego contra todo ser humano, que vería violada, porque negada en los hechos y también en línea de principio, aquella dignidad de la persona que en cambio permanece siempre, en toda circunstancia, y sobrevive a las más crudas ofensas de la enfermedad: incluso en la extrema fragilidad e impotencia de una condición privada de conciencia.

La vida humana inocente no es un bien que se pueda expropiar.

Como ciudadano no puedo no revelar que también nuestra Región – como las demás – no puede desatar a ninguno del deber de obsequio sustancial a los valores de nuestra Carta Constitucional, la cual no consiente prácticas eutanásicas ni admite que se pueda negar a alguien el sostenimiento vital de la alimentación y de la hidratación. Cuando ocurre que una sociedad transforma en permiso de matar, o de suicidarse, una legítima libertad de elección de tratamiento terapéutico, es tiempo que aquella sociedad haga una seria reflexión sobre su destino.

La Iglesia invita a los fieles – especialmente en ocasión de la inminente celebración de la "Jornada para la vida" - a intensificar la oración para que se alivie el sufrimiento de los familiares de Eluana y para que sea reconocido por todos el valor fundamental de la vida, don irrevocable abierto a una perspectiva de inmortalidad.

+ Carlo Card. Caffarra
Arzobispo de Bolonia



La traduzione, non rivista dal Card. Caffarra, è di Dino De Paz Cigarroa